La Inteligencia Artificial como artículo de consumo

La Inteligencia Artificial como artículo de consumo

Blog
22 abril 2020 por ingenieria_digital
149
Blog 1_1170x600

En el Consumer Electronic Show 2020 desde Las Vegas, Nevada (EEUU) conversamos sobre el papel preponderante que jugará este año y los que siguen, la tecnología 5G, la Inteligencia Artificial, Analíticos y demás tecnologías afines como La Nube, la Realidad Aumentada, etc.

Hoy hablaremos de como todo lo anterior trae por consecuencia la consumerización o consumidorización de la Inteligencia Artificial. Para comenzar diremos que estos términos se refieren a -“…una tendencia creciente en la cual las nuevas tecnologías de la información surgen primero en el mercado del consumidor y luego se propagan hacia las organizaciones comerciales y gubernamentales.”- Este texto entrecomillado proviene de Wikipedia.

Entrando en materia, recordemos que más que un Internet de las Cosas (IoT por sus siglas en inglés) se ha evolucionado a una Inteligencia de las Cosas (con la misma abreviatura en inglés).

Aprendizaje Automático (Machine Learning), Servicios al Consumidor (End Services), todos los Servicios que consolidan y dan sustento a los Servicios al Consumidor y las Tecnologías Emergentes (Emerging Tech) son las tecnologías que están insertas, incluidas en el concepto de Inteligencia de las Cosas y precisamente son estas de las que aquí hablaremos.

En los últimos años nos hemos enfocado en aplicaciones para el Aprendizaje Automático y de cómo esto ya forma parte de los ámbitos comerciales y de negocios. Pero lo realmente sustancial radica en cómo esta tecnología está permeando cada aspecto del comercio y en la cultura de los consumidores. Sea en lo general o embebida en dispositivos, la Inteligencia Artificial aprovecha esa experiencia aprendida de forma automática para aportar al consumidor cada vez más un valor agregado.

A modo de paréntesis, este concepto del Valor Agregado ha sido muy “manoseado” y desafortunadamente tergiversado en todos los ámbitos de la industria y el comercio. Para estar en frecuencia mencionaremos que -“…en términos económicos, el valor agregado es el valor económico adicional que adquieren los bienes y servicios al ser transformados durante el proceso productivo. En otras palabras, es el valor económico que un determinado proceso productivo añade al consumo intermedio, que se conoce como los insumos (materias primas, materiales auxiliares, envases y empaques, electricidad, y otra diversidad de bienes y servicios) utilizados en su producción y distribución.”- También este texto entrecomillado viene de Wikipedia.

Es entonces ese Valor Agregado el que, dentro del ámbito actual de la Cuarta Revolución Industrial y la Transformación Digital, hace que los consumidores elijan un producto o servicio determinado, por razones que pueden ir más allá del precio o incluso la calidad. ¿No lo creen? Respóndanse a ustedes mismos: ¿Por qué seguir comprando una marca de Dispositivos Personales Móviles y no cualquier otra? ¿Por qué seguir comprando tus víveres en ese supermercado y no en otros? ¿Por qué elegir esa tienda departamental, esa marca de vehículos, etc.?

Si ahora a esto del Valor Agregado le sumamos el Aprendizaje de Máquina, en la que un Sistema de Cómputo ahora nos puede indicar, por ejemplo, cuál es el producto más elegido por consumidores de una zona geográfica en particular, de un segmento económico, cultural o social determinado. Con esa valiosísima información es posible determinar el rumbo de nuestro negocio con miras a obtener mayores ingresos (obviamente), pero haciendo un uso más inteligente de la materia prima, los procesos y todo lo que involucra la entrega al consumidor final.

Aquí entra en acción los Dispositivos Finales (End Devices). Uno de ellos y de forma obvia son los Dispositivos Personales Móviles, las Tabletas, las Laptops y Desktops que los consumidores utilizan cada vez más para interactuar con aplicaciones que involucran Comercio Electrónico. A modo de estadística, mencionaremos que en 2019 Estados Unidos, Reino Unido y Corea del Sur fueron los líderes en gasto medio en comercio electrónico en el mundo.

Tan solo en Estados Unidos, los consumidores compraron bienes y contrataron servicios vía Comercio Electrónico a un ritmo de $1,952.00 Dólares (por persona). En el Reino Unido la cifra fue de $1,639,00 Dólares mientras que en Corea del Sur fueron $1,533.00 Dólares. En México la cifra fue de $134.00 Dólares.

Siguiendo con las estadísticas, podemos afirmar en términos generales, que los países con mayor porcentaje de internautas que utilizan el comercio electrónico son Indonesia (86%), China (82%) y Alemania (81%). A nivel mundial, la media del porcentaje de internautas que han adquirido algún producto o servicio vía online alcanzó el 75% en 2019.

Más específicamente un 55% de internautas a nivel mundial visitan algún e-commerce a través de un Dispositivo Personal Móvil, dejando un obvio 45% que lo hace primordialmente utilizando un navegador en su computadora de escritorio o su Laptop.

Los rubros más vendidos a través de mecanismos de Comercio Electrónico fueron:

1.- Viajes (incluye transportación y alojamiento) con $750,700.00 millones de Dólares

2.- Moda y Belleza con $524,900.00 millones de Dólares

3.- Electrónica de Consumo con $392,600.00 millones de Dólares

4.- Juguetes y Herramientas (hágalo usted mismo) con $386,200.00 millones de Dólares

5.- Muebles y Línea Blanca con $272,500.00 millones de Dólares

6.- Comida y Cuidado personal con $209,500.00 millones de Dólares

7.- Videojuegos con $70,560.00 millones de Dólares

8.- Música $12,050.00 millones de Dólares

Todo esto sumó la cifra de $2,618 billones de dólares sin contar otros rubros.

¿Y qué hay con el rubro de los Servicios? Gracias a la inclusión de la Inteligencia Artificial de la mano de los Analíticos, empresas como UBER, DIDI, NETFLIX, AIRBNB y semejantes conocen aún mejor a su público. Esto también involucra todo lo que respecta a Dispositivos Personales Móviles, Tabletas y redes inalámbricas. ¿5G otra vez? Sí.

Para comenzar a hablar de los servicios, la empresa de comida rápida McDonald’s ha abierto un área completa de investigación y desarrollo, para la incorporación de asistencia por voz humana, dentro de lo que es su Drive Thru. Es este servicio el que reporta a la empresa más de la mitad de sus ventas anuales. ¿Ya no habrá entonces una persona (de carne y hueso) atendiendo en el “Auto Mac”? En un lapso no mayor a los tres años (en el cercano 2023) se espera que, en los Estados Unidos y Canadá, ya no habrá personas escuchándonos. El sistema incluso será capaz de reconocer clientes frecuentes, bromistas frecuentes, así como también determinar si vale la pena realizar una “venta sugestiva” o no.

Un servicio que ya es un “deber ser” en todo hogar (u oficina) es el “Streaming” de video para programas y películas en la Pantalla Inteligente. Estamos ya inmersos en los “Streaming Wars” en donde esa cosa rara que introdujo Netflix hace años, ahora es el “bocatto di cardinale” o la “piece de resistance” de la industria del entretenimiento.

¿Recuerdan ustedes cuando teníamos que acudir a los “video clubes” para poder rentar la película o serie de televisión de nuestra preferencia? Hoy ya no existen esas inmensas empresas, pues Netflix y las subsiguientes alternativas de “Streaming” las volvieron obsoletas.

Todas las marcas de “Televisores” o más bien Pantallas Inteligentes, incluyen de fábrica aplicaciones como Netflix, YouTube, Hulu y Amazon Prime Video. Sin embargo, en las “tiendas” de aplicaciones que el proveedor de tu pantalla mantiene para garantizar que los consumidores les sigan prefiriendo, es posible descargar e instalar más aplicaciones de “servicio video al hogar”.

Gracias a redes de datos cada vez más rápidas y eficientes, así como incorporación de Inteligencia Artificial y Aprendizaje Automático, estas aplicaciones ya pueden discernir qué series o que películas son las que pueden gustar más al consumidor final. Esto está garantizando el éxito (o fracaso) de las empresas que deciden competir en esta arena ya muy saturada.

Las tecnologías emergentes con más huella en el mercado son sin duda alguna:

  • Conducción Automática de Vehículos
  • Realidad Aumentada
  • Realidad Virtual

Ya sea incluidas (una sola, dos o todas ellas) en vehículos automotores, así como en aplicaciones para Dispositivos Personales Móviles, gafas con componentes electrónicos (cámaras, sensores, etc.), están permitiendo que personas con ciertos impedimentos físicos, o personas que se dedican a transporte de personas, bienes, entrega de servicios, etc. puedan hacer su trabajo de manera más rápida y eficiente.

Es la Realidad Aumentada la que últimamente (en los dos años recientes y hasta la fecha) está complementando ciertas ramas de la industria y el comercio, así como la educación y el ocio.